BLANCA DESVELADA, UN TEATRO QUE REENCARNA

El orden de esta puesta en escena nace del caos. Como la vida. Cuando me sorprendo en el aquí y ahora, es que estoy viendo al personaje vivir. No hay faltas en el ritmo. Te encuentras inmerso en un cuento que no es más que el cuento de nacer y enfrentarnos a una realidad que a veces va más allá de lo que a simple vista podemos percibir. El espectáculo habla del ser. Alejandra Jiménez Cascón vive cada personaje con un trabajo corporal extraordinariamente fino, que transita con un bordado invisible entre un personaje y otro. El gesto atrapa, y los ojos, que de vez en cuando, miran hacia el público mientras un parlamento oráculo, se apodera de nosotros. El personaje principal, Blanca, logra de esta manera entrar y salir de un espacio del que realmente no sale nunca… pero es a ojos de sus personajes, que podemos verla en diferentes lugares del espacio, pues es allí donde enfocan la vista y la energía los seres que le hablan, casualmente, interpretados también por ella. El manejo emotivo es perfecto. En un espacio vacío, excepto por un banquillo con ruedas, nos adentramos en un mundo que traspasa las paredes que no hay, y nos atrapa pues vamos de la mano de la protagonista a descubrir una verdad, que también va de nuestra mano. El texto también es de la intérprete. Por supuesto que salgo con muchas preguntas acerca del proceso creativo del texto y de la dirección escénica, pero sin duda el resultado es poderoso e inspirador. La concentración y precisión con la que Cascón envuelve las palabras, y las imágenes que fabrica en un escenario desnudo, rememoran sin lugar a dudas la propuesta de Peter Brook, cuando nos habla del teatro sagrado: ” El teatro es el último foro donde el idealismo sigue siendo una abierta cuestión: en todo el mundo hay muchos espectadores que, de acuerdo con su propia experiencia, afirmarán haber visto el rostro de lo invisible mediante una experiencia que, en el escenario superaba a la suya en la vida.” Blanca Desvelada es un formato auténtico y visceral, que habla de lo ancestral y de lo espiritual, abriendo un camino en nuestra consciencia y proponiéndonos abiertamente y sin miedo, una posibilidad más para enfrentar nuestros dolores y angustias. Es por eso que el nombre del espectáculo se queda corto en relación a lo que postula. Y esto lo digo por intentar buscar alguna cosa que mejorar, pero en el mundo de las formas en el que vivimos, el nombre, ya es lo de menos…

Acoyani Guzmán

Acoyani Guzmán (1983). Actriz y dramaturga mexicana. Estudió la carrera de Actuación en teatro en el Centro Universitario de Teatro UNAM y en la Facultad de Filosofía y Letras, la carrera de Literatura Dramática y Teatro.

Ha trabajado con directores reconocidos y ha ganado una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes para realizar estudios en el extranjero. En Madrid realizó estudios de máster en Interpretación teatral en el TAI, en la escuela HDM El Submarino y en Actuación en Cine, en la Central de Cine.

Se destaca su trabajo en Nuevo Teatro Fronterizo en el grupo estable de Dramaturgia Actoral, al lado de José Sanchis Sinisterra y su creación de la compañía de teatro para bebés, Bambola Teatro. Además ha trabajado con otros directores destacados como Andrés Lima, y actualmente está en proceso de montaje con su último espectáculo, Elefantes Blancos.
Actualmente cuenta con el apoyo del Fondo del Libro CNCA, Chile, por su texto teatral Qué hacemos con Moscú, y ha sido recientemente publicado su libro Elefantes Blancos y Moscú por Amargord Ediciones. Está dentro del libro de los 100 profesionales de la creación artística mexicanos residentes en Europa.

Ha escrito más de diez obras de teatro, además de ser poeta vinculada con Tertulia Exiles, encuentro semanal de poetas actuales en Madrid. Trabaja actualmente en colaboración con la revista mexbcn.

Ver más

1 Comment

  1. Maria isabel atehortua dice:

    Ale….por casualidad me encontre con tu articulo….ud. siempre tan talentosa! Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *