Inconsolable, inconsolables

Inconsolable nos pone en bandeja de plata lo estúpido que puede volverse un día cualquiera, cuando uno de los seres que más amamos se ha ido. Lo cotidiano mata más que la muerte de alguien, que sale de lo cotidiano para volver a nuestra fuente universal. Las reflexiones que se transmiten por medio de un texto escrito por Javier Gomá, excesivamente pulido, decorado y dicho, vuelven de este monólogo un tratado filosófico que rinde homenaje  a la vida y a la muerte por partes iguales. También nos hace resonar de inmediato con lo absurdo y evidente que se hace el tiempo a lo largo de nuestra existencia,  y nos plantea preguntas demasiado profundas para una hora escénica. La sensación  constante es la de observar  a un individuo intentando defender su derecho a decir, por medio de un duelo en el que si bien se enfrenta solo,  hay una continua visión por parte del espectador de un escenario lleno de personajes preguntas, de personajes delirio, de agonías  ahogadas en gritos abismales, lo vemos a él, a nuestros monstruos y a nuestros peores fantasmas. El recorrido que hace el actor  es potente,  pues va de la punta más anecdótica a los cuestionamientos existenciales de todos los tiempos y desde entonces sin respuestas rotundas. La dirección a cargo de Ernesto Caballero se siente, y va de la mano con los efectos visuales, todos minuciosamente escogidos para crear una atmósfera peculiar y no dejar al público sólo en un mar de palabras agobiantes porque el tema es agobiante, pero la dirección nos conduce a vientos que nos enfríen e imágenes que nos abaniquen, tales como nieve, cielos, y más, que a su vez, no ensucian sino que acompañan la danza del actor en un compás atonal pero hermoso, como la finitud del hombre.

La propuesta escenográfica se te viene encima literalmente,  creando una metáfora espectacular sobre la humanidad y el tormento que nos aplasta cuando nos acercamos, a través de las múltiples muertes de seres que  amamos;  más y más a la certeza absoluta de nuestra desaparición. No es que las palabras que nos comparte este magnífico actor,   Fernando Cayo nos consuelen,  pero es imposible no resonar  con ellas, es imposible no desconectar en algún momento,  porque alguna imagen del espectáculo nos conecta con algún recuerdo fúnebre y nos lleva a otro lugar,  para después volver al teatro María Guerrero ,  y conectar con más fuerza, y mucho más vulnerables, con la obra de teatro Inconsolable y con su intérprete que busca y consigue una cercanía y calidez con los demás desde el inicio del montaje.

Un viaje doble entre la capacidad que tiene el hecho escénico de transformar todas las realidades,  con nuestro propio viaje al encuentro de nuestros muertos y nuestra propia desaparición. Todavía se puede ver hasta este domingo 23 de julio en el teatro María Guerrero.

Acoyani Guzmán

Acoyani Guzmán (1983). Actriz y dramaturga mexicana. Estudió la carrera de Actuación en teatro en el Centro Universitario de Teatro UNAM y en la Facultad de Filosofía y Letras, la carrera de Literatura Dramática y Teatro.

Ha trabajado con directores reconocidos y ha ganado una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes para realizar estudios en el extranjero. En Madrid realizó estudios de máster en Interpretación teatral en el TAI, en la escuela HDM El Submarino y en Actuación en Cine, en la Central de Cine.

Se destaca su trabajo en Nuevo Teatro Fronterizo en el grupo estable de Dramaturgia Actoral, al lado de José Sanchis Sinisterra y su creación de la compañía de teatro para bebés, Bambola Teatro. Además ha trabajado con otros directores destacados como Andrés Lima, y actualmente está en proceso de montaje con su último espectáculo, Elefantes Blancos.
Actualmente cuenta con el apoyo del Fondo del Libro CNCA, Chile, por su texto teatral Qué hacemos con Moscú, y ha sido recientemente publicado su libro Elefantes Blancos y Moscú por Amargord Ediciones. Está dentro del libro de los 100 profesionales de la creación artística mexicanos residentes en Europa.

Ha escrito más de diez obras de teatro, además de ser poeta vinculada con Tertulia Exiles, encuentro semanal de poetas actuales en Madrid. Trabaja actualmente en colaboración con la revista mexbcn.

Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *