Manual para aspirantes a la residencia europea

1)  Entre al país como turista.

2)  Pida un paro, un favor, un hombro a un amigo e instálese en su sala. Recuerde que a partir de ahora su amigo se convertirá en su roomie, y no es lo mismo.

3)  Sea amable, sea prudente, sea comedido, sea silencioso. Si no da dinero no dé molestias.

4)  Salga a patrullar el barrio y localice el paki más cercano (será su tiendita de la esquina) y prepárese para iniciar una nueva dieta que consistirá básicamente en pasta y atún.

5)  Compre una T-10 y al mismo tiempo aprenda a colarse al metro. Entienda que Metro, Tren y Ferrocarril son cosas diferentes.

6)  Una vez comprenda lo que es un Locutorio, visite uno y haga un estudio de mercado, compre la tarjetita.para.hablar.al.extranjero más barata que encuentre.

7)  No se europeice tan de sorrajazo: báñese. Y no busque la pastilla de jabón al momento del baño, aquí se llama gel de ducha y es líquido.

8)  Busque trabajo repartiendo flyers en Las Ramblas.

9)  Camine por la ciudad, maravíllese con el paisaje distinto; aunque le chillen las tripas siéntase en Europa.

10)  Vaya al Fnac, sobrepóngase de la primera impresión y compre un móvil de 35€. No es necesario que memorice el número, lo más probable es que lo cambie media docena de veces en el año.

11)  Empadrónese, aunque no entienda por qué ni para qué.

12)  Salga a patrullar el barrio y localice el shawarma más cercano; será su taquería y sitio habitual para cenar.

13)  Láncese a IKEA, sobrepóngase a la primera impresión y compre un kit de herramientas de 5€ y un armario plegable de 45€ (todo lo demás puede esperar).

14)  Aprenda a reparar persianas, reparar bicicletas, reparar apagadores de luz, reparar pequeñas fugas de agua y otras chambitas domésticas y pídale a sus roomies que corran la voz. Continúe con los flyers.

15)  Recuerde por favor que aquí no se le puede decir poli al poli, sino Agente.

16)  Aproveche las ventajas de Europa: fume porros, chupe en las calles, orine entre los containers de basura, relaciónese con gente de todo el mundo, ligue con europeas. No salga del país. Continúe con pasta, atún y shawarma.

17)  Vaya alternando las chambitas con los flyers y si ya han transcurrido más tres meses haga caso omiso a su nueva condición de ilegal.

18)  Pida a sus roomies un par de meses más alegando asilo político o amistad inquebrantable o causas humanitarias o remuneración económica futura, o invítelos a cenar en su shawarma, pero ni se le ocurra salirse de ahí.

19)  No cause molestias a sus roomies: levante sus cobijas de la sala, no deje pelos en el lavabo, lave sus trastes, no fume en casa, no traiga visitas.

20)  Prepare su CV de la siguiente manera:

  • Nombre: verdadero.
  • Edad: entre 25 y 35 años. Ni más ni menos.
  • Dirección: la de su roomie.
  • Teléfono: verdadero, recién comprado en el Fnac.
  • Estudios: posgrado aunque no los haya.
  • Experiencia laboral: diferentes áreas aunque no las haya.
  • Agregue cursos y seminarios de diferentes categorías y materias aunque no los haya. Omita mencionar su estatus migratorio.

21)  Esté dispuesto a pasear niños, pasear perros, pasear viejitos, pasear enfermos, trabajar de mudancero, manejar furgonetas (no importa que su licencia no esté homologada; no importa que no tenga licencia; no importa, incluso, que no sepa manejar). Vaya pensando en una novia europea. Continúe con pasta, atún y shawarma.

22)  Siga sacándole jugo a las ventajas de Europa: use los elevadores del metro, vaya a la playa (es gratis), recoja muebles de la calle, asista a conciertos gratuitos, consuma drogas de diseño, aproveche que el metro no cierra los fines de semana, participe en reuniones multi.culti, acuéstese con quien tenga oportunidad, pase tardes enteras tirado en el parque sin hacer absolutamente nada.

23)  Prepare un cursillo de algo, cualquier cosa, no importa que no tenga ni la más pálida idea: photoshop para principiantes, risoterapia, edición de documental, reiki, poesía, feng shui, taller de calaveritas, escritura creativa, flores de bach, reflexología, visitas guiadas, quiromasaje, cuenta cuentos, constelaciones familiares, español para extranjeros, inglés para españoles, macramé. Distribúyalo junto con su CV en centros cívicos, espacios culturales y bares alternativos. Continúe con pasta, atún y shawarma.

24)  Invite a salir a una europea y cuéntele sus penas. Quéjese. Laméntese. Desahóguese. Llórele. Hable de lo injusto que es el mundo, de su condición de ilegal, del racismo, del maltrato, de la lejanía. También hable de entereza, de tenacidad, de huevos, de salir adelante. Procure emplear la palabra «juntos». Acepte que ella pague los cafés, los bares, el cine; no así el metro (no sea cínico). Por favor no se enamore.

25)  Acepte la chamba de encuestador de cualquier cosa: tabaco, vinos,  embarazos, libros, moda, iluminación, yogures, telefonía, etcétera. Evítese desaires, malas caras, pretextos absurdos, portazos en las narices, gasto inútil de saliva y aprenda a llenarlas usted mismo.

26)  No repita datos, consulte el directorio telefónico, la sección amarilla, internet. Invente, ponga a prueba su creatividad, esto le dará la oportunidad de abundar su dieta e ir solo de vez en cuando al cine.

27)  Primera mudanza: agarre sus chivas y lárguese a dar molestias a otro valedor.

28)  La mudanza se hará en un carrito de la compra, o bien, desbarrancado maletas por las escaleras del metro. Arrastrar su patrimonio en un carrito de la compra ofrece un extraordinario espacio de reflexión: no se deprima, está usted en Europa. Siéntalo.

29)  En la nueva sala donde se instale contribuya, ahora sí, con algunos gastos de la casa.

30)  Salga con otra chica y muéstrele la dulzura tropical, cautívela, acentúe su acento latino, deslúmbrela con su sensibilidad, con su cultura, con su manejo del lenguaje, con sus conocimientos, con su humildad. Enamórela, llévela a bailar música latina. Aprenda: acepte que ella puede seguir siendo amiga de todos sus ex.

31)  Con los euros de los flyers, más las chambitas, más pasear perros, más el cuidar enfermos, más mudancear, más las encuestas, ya puede usted ir pensando en hacer un viajecito. Corto, eso sí, al interior del país, recuerde que es usted ilegal.

32)  Si se aproxima el verano prepárese para vivir un fenómeno inaudito y desconcertante: canción del verano, ropa de verano, viaje de verano, horario de verano, luz de verano, clima de verano; hordas de turistas invadiendo la ciudad; su ciudad. No se alarme, pasará.

33)  Esta época ofrece nuevas posibilidades de empleo: masajes en la playa, venta de cerveza.beer, camarero de chiringuito, incluso, guardián de la bahía. Cómprese ropa ligera adecuada. Haga caso, la que trae de su país no le va a servir.

34)  Sea emprendedor, aprovechando que seguramente sus roomies estarán de vacaciones, convierta su piso en un pequeño hostal por noche. Salga a Las Ramblas en busca de backpakers, verá como sí hay futuro.

35)  Después del verano vendrá una época crucial. Tiempo de replantear su vida (no se puede gastar la existencia de manera tan insulsa): haga cuentas, llame a su madre, a su padre, a sus hermanos y pida un préstamo. Argumente que están contribuyendo en su formación, en la construcción de su futuro. Convénzalos, consiga el varo porque ha llegado el momento de entrar al maravilloso mundo universitario del máster.

36)  Elija: Máster en Acción Social; Máster en Actividad Motriz; Máster en Agrobiología Ambiental; Máster en Astrofísica; Máster en Conflictos Armados y Paz; Máster en Escritura para Televisión; Máster en Atención Ciudadana y Paliativos; MSc in ICT Strategic Management; MSc International Business; MScM in Leadersship and Strategy for New Business Ventures; Máster en  Turismo y Hostelería; Máster en Acuicultura, etcétera, etcétera, etcétera, etcétera…

37)  No se fije en la calidad del máster, todos son un montón de basura. Lo importante en realidad, es que podrá usted conseguir un resplandeciente Permiso de Residencia para Estudiantes.

38)  Si ha sido usted capaz de conseguir un trabajo, precario sin duda, pero más o menos estable, láncese con su güerota a un pequeño viaje por Europa. Puede hacerlo, recuerde que ahora es usted un estudiante legal. No sea mamón, rompa prejuicios, deje que ella lleve el peso económico del viaje; limítese usted a invitar los cafés.

39)  Durante el viaje, cómo chingados no, envíe postales y fotos a todos los suyos en México: familiares, amigos, conocidos, vecinos, excompañeros de estudios.

40)  Las fotos deben, invariablemente tener la siguiente composición: usted abrazado a su güerota delante de la Torre Eiffel; usted abrazado a su güerota delante del Partenón; usted abrazado a su güerota delante de las cabinas de Ámsterdam; usted abrazado a su güerota delante del Coliseo; usted abrazado a su güerota delante de la Torre de Pisa; usted abrazado a su güerota delante de la Capilla Sixtina; usted abrazado a su güerota delante de una cabina telefónica londinense; usted abrazado a su güerota delante de una góndola;  usted abrazado a su güerota delante de…

41)  Si se aproxima el invierno prepárese para vivir otro fenómeno inaudito y desconcertante: canción del invierno, ropa de invierno, viaje de invierno, horario de invierno, luz de invierno, clima de invierno; hordas de compradores.compulsivos invadiendo la ciudad; su ciudad. No se alarme, pasará.

42)  Esta época ofrece nuevas posibilidades de conmiseración: llame a casa con la voz quebrada pero alentadora, hable con todos los miembros de la familia, uno a uno, muchas veces en la misma llamada. Deséeles feliz navidad y feliz año y felices fiestas.

43)  No intente disimular su acento agachupinado, de cualquier manera no faltará el güey que se lo haga notar. Deje a su madre para el final de la llamada, y entonces, quiebre un poco (sólo un poco), la voz.

44)  Cómprese ropa de abrigo adecuada. Haga caso, la que trae de su país no le va a servir.

45)  Una vez pasado un año entero se abren ante usted dos posibilidades igual de tentadoras: Una, quedarse e iniciar la cuesta de siete años para poner en orden su situación legal; léase, cambiar su estatus de Estudiante a Trabajador por cuenta propia, luego Trabajador por cuenta ajena, luego Residencia permanente, luego Nacionalidad. Dos, volver a México con todas sus consecuencias.

46)  Si decide quedarse lo primero que tendrá que hacer será dejar que un amigo recién llegado se instale en su sala, y recordar que a partir de entonces su amigo se convertirá en su roomie. Y no es lo mismo.

Edson Lechuga

Pahuatlán de Valle, Puebla. México. 1970.
Escritor.

Ha publicado: soledad.piedra (elegido como uno de los 10 ganadores del premio Cosecha Eñe 2012]; gotas.de.mercurio (Montesinos/Colofón. 2012); Llovizna (Montesinos/Colofón. 2012); 72 Migrantes (Almadía. 2011); Morir matando (Revista Reflexiones Marginales. 2011); Elefantes y Papalotes (La cartonera de Cuernavaca. 2011); Luz de luciérnagas (Montesinos/Colofón. 2010); Sonata número 13 para clarinete (Revista Clarín. 2009); Morir matando (Ediciones Beta. 2009); El canto de los búhos (Anónimo Drama. 2000). Ha colaborado en revistas como Pie Izquierdo, El viejo topo, Quimera, Letras Libres, Número Cero, Lateral, Clarín y en periódicos como El País, El Periódico de Catalunya, La Jornada o El Universal. Realizó estudios en la Universidad Nacional Autónoma de México, en Casa Lamm y en la Universidad de Barcelona.

Sitio web
Ver más